Economía

AJUSTE Y PAZ SOCIAL

Un bono de miseria para convalidar el saqueo al salario

Mientras el gobierno, las patronales y los gremios discuten sobre el bono de fin de año, la inflación ya destruyó un poder adquisitivo que supera ampliamente los $ 5.000.

Esteban Mercatante

@EMercatante

Viernes 9 de noviembre | Edición del día

El gobierno apura las tratativas con las conducciones gremiales y los empresarios para concretar un bono de $ 5.000, a pagar en dos cuotas. Esto alcanzaría, según el gobierno, para compensar la pérdida de poder adquisitivo sufrida por los asalariados.

Pero basta realizar un cálculo superficial para ver que las cuentas no cierran.

Si miramos lo ocurrido con los salarios hasta septiembre (último dato disponible), podemos ver que acumulan una pérdida de poder adquisitivo de nada menos que 12 % respecto a igual mes de 2017. Mientras que en los últimos doce meses los salarios "en blanco" subieron 25,4%, mientras que la inflación en ese período alcanzó al 40,5%.

Te puede interesar: La mentira de que "todos ponen": salarios quedaron 12 puntos abajo de la inflación

Esto surge de los datos oficiales de la evolución de los salarios formales provenientes de la Remuneración Imponible promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE). En septiembre del año anterior, el sueldo promedio bruto alcanzaba a los 25.136,3 pesos, mientras que en igual mes de este año el registro fue 31.523,6 pesos.

En lo que va de este año, la pérdida llega a 9 % según la misma fuente.

El motivo de este deterioro no es ningún secreto. El gobierno arrancó el año con la promesa de una inflación de 15 % (la meta que ajustó a fines de 2017) y presionando para que las paritarias se negociaran en torno a ese valor. Por la devaluación, que se traslada a los precios de muchos bienes de consumo con componentes importados y alimentos con materias primas de valor en dólares, y también se refleja en los combustibles cuyas tarifas están atadas al dólar, los precios superarán el 45 % en el año. A la espiral inflacionaria contribuyeron también los tarifazos en el transporte y la energía implementados por el gobierno para seguir recortando subsidios.

La pérdida promedio de poder adquisitivo arroja un valor de $ 40.000 para todo el año (es decir haciendo la suma de lo perdido en promedio en los doce meses). Esto significa que la suma del poder de compra perdido en los últimos doce meses, equivale a 1,3 sueldos promedio de septiembre último.

El retroceso del poder adquisitivo es aún mayor si consideramos todo el período de gobierno de Macri. En estos dos años y nueve meses los salarios nominales tuvieron un incremento de 96,2 por ciento En ese período, los precios aumentaron 233%. La pérdida salarial acumulada en lo que va del gobierno de Cambiemos es de 16 % (y a fin de año podría ser de 20%).

Un bono de miseria

Como podemos ver, decir que el bono de $ 5.000 se queda corto es decir poco. Apenas cubriría un 12 % de la suma de ingresos perdidos por los asalariados en el último año.

A pesar de la magnitud alarmante que alcanza la pérdida de poder adquisitivo acumulada, las previsiones muestran que la perspectiva es todavía peor para los meses que quedan del año. Un informe del del Centro de Economía Política Argentina conocido a comienzos de esta semana, proyecta que el salario real de diciembre de 2018 acumulará un deterioro de 17,7 % respecto de diciembre de 2017. Lo peor todavía no llegó.

A pesar de que el "paliativo" en discusión resulta miserable, ayer una catarata de cámaras empresarias salió a afirmar que muchas empresas tendrían dificultades para hacer frente al reclamo. Las patronales insistieron para que el borrador de acuerdo incluyera la posibilidad de que los $ 5.000 sean tomados a cuenta de la discusión paritaria de 2019, lo que casi hunde el acuerdo.

La burocracia sindical se dispone a vender barato la paz social, levantando un paro que nunca tuvo mente concretar a cambio de monedas. Contra el saqueo al salario hay que luchar por la reapertura de las paritarias para recuperar lo perdido en los últimos dos años con una claúsula gatillo trimestral y un salario mínimo igual a la canasta familiar, hoy en $ 35.336,50 según una estimación elaborada por la Junta Interna de Ate Indec.

Te puede interesar: De 2001 a hoy: ¿cómo hacemos para que la historia no se repita?







Temas relacionados

Salario real   /    Inflación   /    Salario   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO