Sociedad

ACTUALIDAD

La argentina Sandra Díaz ganó el Princesa de Asturias por su investigación sobre crisis climática

A poco tiempo de conocerse el terrible recorte al Conicet, que dejó a más de 2000 científicos en la calle, una de sus investigadoras es galardonada con uno de los premios más prestigiosos a nivel mundial.

Miércoles 5 de junio | 12:18

Sandra Díaz, de 57 años, fue premiada con el Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica junto a la estadounidense Joanne Chory quien también es bióloga vegetal y estudiosa del impacto del cambio climático.

La científica argentina se graduó en 1989 en la Universidad Nacional de Córdoba y desde 1994 es profesora en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Es, además, investigadora superior del Conicet en el Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal (IMBIV). Fue miembro del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, organismo de las Naciones Unidas que recibió el Premio Nobel de la Paz en 2007.

El Conicet es hoy es víctima de un brutal ajuste por parte del Gobierno, recortando no solo los cupos de ingreso a la carrera de investigador y dejando más del 80% de científicos fuera del sistema, sino también reduciendo el presupuestos para investigaciones, como pudo verse el mes pasado cuando Marina Simian, investigadora del organismo, participó de un programa de televisión para financiar su investigación contra el cáncer.

Te puede interesar: Más de 2.100 científicos del Conicet quedaron en la calle

Díaz es la fundadora de Núcleo DiverSus, una red interdisciplinaria que realiza investigaciones sobre la biodiversidad y la sostenibilidad, haciendo foco en América Latina. Actualmente es copresidenta de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES).

Díaz investiga el rol de las contribuciones de la naturaleza a la sociedad. Son bienes y procesos ecosistémicos que permiten y sustentan la vida humana , tales como la fijación del dióxido del carbono del aire (mitigando el cambio climático) y la regulación del ciclo del agua. Al respecto ha señalado que "su apropiación por parte de un grupo particular no es posible y, si es posible, no debiera ser legítimo” y ha alertado sobre los procesos de deforestación que sufren la región y llevan a la pérdida de estos procesos.

En sus estudios sobre cómo la biodiversidad puede ayudar a disminuir la los efectos de crisis climática, se junta con las investigaciones realizadas con la científica estadounidense con la que compartió la premiación. Joanne Chory, tiene 64 años y dirige la Harnessing Plant Initiative y ha trabajadosobre "el desarrollo de plantas capaces de absorber hasta 20 veces más dióxido de carbono del aire que las normales".







Temas relacionados

Premios Princesa de Asturias   /    Conicet   /    Ecología y medioambiente   /    Ciencia y Tecnología   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO