Mundo Obrero

BUROCRACIA SINDICAL

La Matanza: cierran más de cien fábricas, pero la UOM solo piensa en octubre

Desde que asumió el gobierno de Macri los trabajadores en general vienen sufriendo despidos, suspensiones y cierres de fábricas. El gremio metalúrgico es uno de los más golpeados, con 55 mil despidos a nivel nacional y cerca de dos mil en La Matanza.

Facundo Vega

Trabajador metalúrgico | Movimiento de Agrupaciones Clasistas

Jueves 6 de junio | 10:46

Los datos sobre despidos a nivel nacional y local fueron aportados por Hugo Melo, secretario general de UOM La Matanza, a distintos medios en los últimos meses.

Lo que no dice Melo es que los dirigentes sindicales están dejando pasar los despidos y cierres de fábricas. Traicionan las luchas, negocian las suspensiones, entregan los convenios desde el comienzo del gobierno de Macri. Nos dicen que no hay que luchar y "que no se puede hacer nada", más que esperar a que en octubre cambie el gobierno.

Mientras tanto, ¿cuántas familias se quedaron sin sustento?

Tenemos el ejemplo de las tres plantas de RapiEstant, que estuvieron varios meses en conflicto y terminaron cerrando, o el de Ascensores Servas, donde hubo despidos y la UOM no hizo absolutamente nada. Desde el año pasado, en Establecimientos Conte hay despidos a cuentagotas y la UOM, bien gracias.

Hugo Melo aportó más información de la situación. En La Matanza “desde el 2015 hasta la fecha se han cerrado cien Pymes” y esto es “un problema grande porque se han perdido 1.600 puestos de trabajo”.

Lo que no explica es por qué arreglan paritarias por debajo de la inflación estipulada, un 36 % en cómodas cuotas y a terminar de cobrarla el año que viene. Ante este panorama no se le mueve un pelo.

Pensando en octubre

Dirigentes como Melo hablan mucho con la prensa, pero cuando nos dejan en la calle ni aparecen. Hasta el momento hablan de nuestro sufrimiento pero no hacen nada, más que colaborar con la “gobernabilidad” de Macri y, por supuesto, para que los empresarios y los que más tienen no paguen ningún costo.

Hacen reuniones o plenarios con candidatos como Fernando Espinoza, exintendente de La Matanza y ahora recandidateado, o Verónica Magario, la actual intendenta y candidata a vicegobernadora por el kirchnerismo. En el armado de listas de estos personajes rifan nuestros derechos más elementales y nuestras condiciones de trabajo.

Estos dirigentes sindicales se pronuncian públicamente por la fórmula presidencial Fernández-Fernández, siendo que en las últimas elecciones presidenciales habían apoyado a Florencio Randazzo. No hacen nada para evitar que miles de familias pierdan su sustento pero apoyan la formula que se pretende ser distinta a Macri.

Esta es la fórmula de los que llaman a la “unidad” a tipos como Massa y otros “opositores”, que le votaron todas las leyes de ajuste en el Congreso. Todo, hasta los tarifazos. Y si no se animaron a votar la reforma laboral fue por el bardo que se armó cuando le metieron más la mano en el bolsillo a los jubilados. Aprobaron la reforma previsional, pero en la plaza tuvieron que reprimir a muchos trabajadores que salieron a defenderlos.

Los dirigentes sindicales nos dicen que apoyemos a candidatos que, al igual que el Gobierno, quieren pagar la deuda externa. En esto no son opositores. Hacen la tarea con el FMI que dice que para pagar la deuda, los jubilados deberían cobrar menos y que ha impulsado reformas laborales en otros países.

Te puede interesar: Un diario para los de abajo: tu historia, tu denuncia y tu lucha valen

Qué distintos somos

Por eso desde el Frente de Izquierda se plantea la necesidad de un paro activo de 36 horas y asambleas en todos los lugares de trabajo, para poder decidir cuál es la mejor forma de organizarnos.

Que cada fábrica que los patrones cierren sea puesta a producir bajo gestión de los trabajadores y que el Estado privilegie la compra de su producción.

Crece el desempleo, como se ve claramente en la UOM. Mientras, los que todavía tienen trabajo cada día trabajan más para llegar a fin de mes. Te tapás de horas extras y de casualidad te alcanza para comer.

No más despidos: que se repartan las horas de trabajo entre ocupados y desocupados, con igual salario, para que todos podamos tener jornadas de seis horas, cinco días a la semana.

Necesitamos de tu colaboración para que nos ayudes a difundir nuestras propuestas. Cada vez tenemos que ser más y más, enfrentando los despidos y a los dirigentes que están en los sindicatos pero la dejan pasar.

Más vale que a la crisis la paguen los que la generaron. A nosotros nunca nos preguntaron nada, ni los gobernantes ni los empresarios. Ellos hacen sus negocios y se llenan de guita. Después nos sacan el pan de la boca porque no les dan los cálculos.

Ellos generan crisis y quieren que la paguemos nosotros. De una vez por todas seamos nosotros los que hablemos por los que no tienen voz.







Temas relacionados

Verónica Magario   /    Fernando Espinoza   /    Trabajadores metalúrgicos   /    Burocracia sindical   /    La Matanza   /    Kirchnerismo   /    Despidos   /    UOM   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO