DOCENTES

Educación sexual también es discutir los derechos de las mujeres

El #NiUnaMenos desbordó las aulas. Docentes y estudiantes avanzamos con experiencias de educación sexual integral mientras seguimos luchando por la implementación de la ley en todas las escuelas.

Constanza Rossi

Licenciada en biología - docente de la agrupación 9 de Abril

Martes 4 de octubre de 2016 | Edición del día

En varias notas hemos analizado las deudas de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) que ya cumplió 10 años: “Educación sexual: en Salta la Iglesia es el verdadero Ministerio”, “Los libros de biología no cumplen la ley de Educación Sexual Integral”, “A diez años de la Ley de Educación Sexual”.

El balance de estos 10 años arroja falta de presupuesto, ausencia de capacitaciones para todos y todas las docentes del país y la ambigüedad de la ley en su “adaptación a la realidad sociocultural de la comunidad” que utilizan los funcionarios del Ministerio de Educación de la provincia de Salta para dar catequesis en las escuelas públicas. A pesar de este panorama, son muchos los docentes y estudiantes que han impulsado talleres y proyectos de educación sexual integral en profesorados y escuelas, como parte de la lucha por su implementación para todos los niños, niñas y adolescentes de todo el país.

Dentro de los lineamientos de la ESI se destacan el acceso a conocimientos científicos y actualizados sobre sexualidad y reproducción, el respeto por la diversidad, el reconocimiento y expresión de los deseos, reconocimiento y reflexión sobre situaciones de violencia, conocimiento de los derechos vigentes en salud sexual reproductiva y género autopercibido. Luego del 3 de junio del 2015, en un inmensa mayoría de las escuelas del país el “#NiUnaMenos” entró a las aulas y las desbordó con afiches en las calles y actividades con la comunidad. Por ejemplo, la semana pasada en el barrio de Lugano las escuelas organizaron una jornada llamada “Lugano dice Ni Una Menos” (ver nota aquí-> http://www.laizquierdadiario.com/Cientos-de-guardapolvos-se-pronunciaron-por-Ni-Una-Menos]).

El “#NiUnaMenos” entró y desbordó nuestras aulas

Decimos #NiUnaMenos por femicidios, que en Argentina se llevan la vida de 300 mujeres por año, ni una menos por abortos clandestinos, en los que mueren otras 300 mujeres por año, ni por desaparición por redes de trata (egún los registros de la Protex, 3200 mujeres han desaparecido entre el 2013 y el 2015). Estas muertes y desapariciones son la última y más dramática expresión de una larga cadena de violencias que vivimos cotidianamente las mujeres en esta sociedad machista. Las mujeres somos violentadas cuando en las publicidades reducen todas nuestras capacidades y potencial a la limpieza de la casa y cuidado de los niños, cuando en las calles no podemos caminar tranquilas porque nos gritan o susurran cosas un montón de desconocidos, cuando nos dicen cómo debemos sentarnos, expresarnos y vestirnos. Todos estos son temas de la ESI.

En cuanto al mundo laboral, ya desde niñas las mujeres sabemos que estaremos sometidas a mayores dificultades. Acoso laboral, abusos, distintos grados de violencia y, si somos madres, la falta de jardines maternales cerca del trabajo, son algunas de las cosas que enfrentamos. Son muy pocas las mujeres que acceden a trabajos con convenios que garantizan los derechos a tiempos de lactancia, licencias maternales y por enfermedad de los hijos.

La década kirchnerista dejó un 32% de trabajadores (hombres y mujeres) no registrados y una legislación que avanzó en convenios transitorios dentro y fuera del Estado (ver aquí). El macrismo viene a profundizar la precarización laboral (ver [[https://aquí-%3e%20http:/www.laizquierdadiario.com/En-seis-meses-mas-precarizacion-laboral%5d)]aquí-> http://www.laizquierdadiario.com/En-seis-meses-mas-precarizacion-laboral]). Además, según datos del Ministerio de Trabajo, en el 2014 las mujeres recibían salarios menores al de los hombres en un 25,3 % (ver nota aquí).

Transformemos los espacios de ESI en denuncia, lucha y organización

La ley de Educación Sexual Integral es una conquista que sirvió para poner en discusión la falta de espacios de debate y reflexión en salud sexual y reproductiva, cuestionando prácticas discriminatorias y machistas. Pero en las escuelas esto no es suficiente, los docentes y estudiantes exigimos su implementación en todas las escuelas del país con la asignación de los recursos y las capacitaciones necesarias.

Docentes y estudiantes nos organizamos por los derechos de las mujeres y exigimos la implementación de la ESI en todas las escuelas. Esta lucha es en las calles y en las aulas, construyendo espacios donde se visibilice la opresión de las mujeres, mientras denunciamos al Estado. Avanzar en este camino es el motor de organización y lucha para que las mujeres conquistemos todos nuestros derechos.

En el XXXI Encuentro Nacional de Mujeres que se realizará en Rosario el 8, 9 y 10 de octubre las docentes y estudiantes de la agrupación Pan y Rosas llevaremos este debate sobre al taller de “Educación Sexual”.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO