Mundo Obrero

DESPIDOS

Bloquean las puertas de la fábrica Celusal en Gral. San Martín por despidos

Trabajadores de la empresa de sal mantienen un bloque de portones contra los despidos persecutorios de la empresa.

Lunes 3 de junio | 11:02

La Industria química TIMBO productora de las sales Celusal y Genser, ubicada en la localidad de General San Martin (La Pampa) desde este jueves se encuentra con la entrada bloqueada por sus trabajadores en respuesta a despidos, en el marco de una supuesta “reestructuración de planta”, pero que los mismos delegados denuncian como “medida persecutoria de la empresa luego de un paro realizado hace un mes atrás”, reclamando que se cumpla lo establecido el año anterior cuando acordaron paritarias.

Los hechos se fueron dando de manera irregular cuando un trabajador se entera en el mismo lugar de trabajo y en portería que en el transcurso de la tarde le va a llegar una carta documento notificándole que està despedido.

Inmediatamente le traslada lo sucedido a uno de los delegados sindicales ante la UOSA (Union Obrera Salinera Argentina) y, al no recibir el telegrama de despido durante el transcurso del dìa, se tratan de comunicar con el gerente general de Recursos Humanos de Timbo, sin recibir respuesta.

Luego, se contactan con el Ingeniero de la Planta y él informa que el despido es por “reestructuraciòn de la planta”, pudiendo haber más despidos. Màs adelante, en el Correo Argentino, se enteran que en total eran tres los compañeros despedidos.
Entre los trabajadores, se cree que los despidos se deben a represalias por un paro que se realizó hace un mes atrás, por las paritarias 2018 ya que a partir de allí, se realizaron recortes de muchos beneficios entre otras acciones.

Inmediatamente se convoca a asamblea de todos los trabajadores (100 personas aproximadamente), y en la misma el 95% deciden ir a un paro por la reincorporación de los compañeros.

El paro se inicia el jueves 30 de mayo a las 21:00 hs, en durante el mismo, se acerca el gerente y se dirige al delegado de planta preguntándole si sabían que lo que estaban haciendo iba a causar mucha perdida de plata y que llevaría a màs despidos.

El viernes 31, por la tarde, envían 5 intimaciones de diferentes compañeros exigiendo que levanten el paro, y que desbloqueen el ingreso a la fábrica. Llega el despido de una persona más.

El paro sigue en pie y los trabajadores aseguran que será hasta que reincorporen a todos los compañeros. Se encuentran en el ingreso de la fábrica de manera pacífica, no se está cortando ninguna ruta, ni la salida del producto terminado.
La Multisectorial 21 y la CTA ambas de la provincia de La Pampa, manifestaron su apoyo pidiendo la intervención de del Ministerio de Trabajo pidiendo una conciliación obligatoria.

Tanto los trabajadores que manejan los camiones que trasladan la sal hasta la Planta y el pueblo (de 3.000 habitantes aproximadamente), apoya la causa, mostrando concreta solidaridad.

La empresa nunca convocó a los trabajadores ni al sindicato para informar reestructuración, ni que estuviera en malas condiciones financieras, la producción se mantiene desde hace un año de la misma manera, si bien la crisis económica nos toca a todos, la fábrica no está en crisis, y se sabe que abre su mercado de venta a cadenas de Supermercados, la producción se cumple mes a mes y se exporta sal a varios países del mundo.

Las presentaciones legales se realizaron en el Ministerio de Trabajo de la Nación y de provincia de La Pampa, pero las medidas contundentes para la reincorporación de los despedidos denunciando la persecución que viven a diario, las están llevando los trabajadores con la solidaridad del pueblo de San Martín.

Este conflicto es uno más de los vividos en La Pampa y en todo el país, no solo en el sector industrial. Las patronales gozan de impunidad para perseguir y amedrentar a quienes defienden sus derechos, lo hacen contra la clase trabajadora.

Aprietes y más ajuste es lo que el gobierno nacional y provincial tiene para darles a los trabajadores. El sindicato debe estar a la altura de las circunstancias y no dejar pasar este conflicto. La clase trabajadora no generó ninguna crisis, tampoco debe pagarla.

Que a la crisis la paguen los capitalistas debe ser una consigna que vaya de la mano del no pago al FMI, ya que la deuda es con el pueblo y no con los usureros que vienen por nuestros recursos, nuestros derechos y nuestras fuentes laborales.







Temas relacionados

#Despidos   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO