Política

APAGÓN NACIONAL

Apagón nacional: la dirección de Yacyretá desmintió al Gobierno

Luego del apagón del domingo que dejó a toda la Argentina sin luz el Gobierno le echó la culpa a Yacyretá. Este lunes la empresa binacional le contestó negando esa afirmación.

Mirta Pacheco

@mirtapacheco1

Martes 18 de junio | 00:04

El Gran Bonete parecía el juego perverso de Cambiemos. En una vergonzosa conferencia de prensa, el secretario de Energía de la Nación Gustavo Lopetegui afirmaba que este apagón generalizado no se va a volver a repetir. Eso sí, ni idea de qué fue lo que lo produjo.

Burla descarada para los aproximadamente 45 millones de habitantes que no tuvieron luz durante muchísimas horas del domingo, muchos incluso hasta este lunes feriado.

Pero sobre todo se burlan de quienes este apagón les significó pérdidas. Y ni hablar de las personas electrodependientes, para quienes directamente corrió peligro su vida.

En esa conferencia de prensa Lopetegui dijo que la falla en el sistema argentino de interconexión había estado “en el tramo de transporte entre Yacyretá y Salto Grande”.

Tanto la central hidroeléctrica Yacyretá (empresa binacional argentino-paraguaya), como la de Salto Grande (argentino-uruguaya) salieron a desmentir al secretario de Energía.

En un comunicado y declaraciones a la prensa, tanto la central ubicada entre la provincia de Corrientes y el departamento de Misiones en Paraguay, como la que va desde la provincia de Entre Ríos hasta Uruguay aclararon que en sus instalaciones no se produjo ninguna falla.

La empresa Yacyretá agregó en su comunicado: “el origen del corte de energía eléctrica en el Sistema Argentino de Interconexión (SADI) fue generado a raíz de un evento en un ámbito que es ajeno a las instalaciones de la Central Hidroeléctrica y cuyas causas aún no han sido identificadas”.

Con esta declaración se profundiza el papelón que Cambiemos le hizo protagonizar al representante de su política energética.

Con el domingo lluvioso, con elecciones en cuatro provincias, con el transporte (sobre todo en zonas metropolitanas) que se vio interrumpido o con muchas dificultades debido a la falta de luz, con millones de personas teniendo que hacerle frente a los problemas que generó el apagón, lo que sí saltó y quedó en evidencia es que el sistema de generación, transporte y distribución de energía es una gran estafa para el pueblo trabajador, debido a la privatización del sistema eléctrico.

Algo que desde la presidencia de Menem todos los gobiernos mantuvieron. Tanto el Gobierno de Cristina Kirchner como el de Mauricio Macri sostuvieron un sistema de subsidios para las empresas responsables del sector.

Sin contar los tarifazos de la era Cambiemos, que hacen ganar fortunas a esas empresas privatizadas mientras que del otro lado del mostrador solo hay dificultades para la vida cotidiana. Las mismas empresas que, según la expresidenta, con su gobierno "la levantaron en pala".

Te puede interesar: Apagón nacional: el día que quedó al desnudo el curro de las empresas energéticas y del Gobierno

En nuestro país desde el 2012 el SADI está en manos de la estatal Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Eléctrico mayorista) y es Transener la empresa que opera la totalidad de la transmisión de energía. En la distribución están a cargo las empresas Edenor, Edesur y Edelap (que el último domingo tardaron más de 14 horas en restablecer el servicio).

Acá, una vez más, volvemos a ver el matrimonio entre las empresas privadas y los gobiernos de turno para hacer negocios. Transener es una empresa controlada por Citelec, cuyo principal accionista es Pampa Energía, que tiene de dueño a Marcelo Mindlin, amigo de Mauricio Macri.

También podes leer:Detrás del apagón, las ganancias millonarias para Caputo y Mindlin, amigos de Macri

En la conferencia de prensa de Lopetegui, el secretario sentó a su lado a gerentes de Cammesa y de Transener. Laderos para intentar justificar lo que nunca pudieron hacer. Pero la “foto” hablaba por sí misma: Gobierno y empresas privadas al servicio… de ellos mismos.

Un simple ejercicio para pensar cómo tendría que ser el servicio eléctrico, en sus tres componentes (generación, transporte y distribución), teniendo en cuenta lo que dejó al descubierto esta falla monumental, diría que no puede haber lucro, donde hay necesidades vitales para la población.

Para eso es necesario un servicio energético nacionalizado y controlado por quienes no especulan en pos de mayores ganancias capitalistas: los trabajadores y usuarios.

Mientras tanto, Yacyretá y Salto Grande se defendían de los dichos del Gobierno: “¿yo señor? No, señor”.







Temas relacionados

Secretaría de Energía   /    Gustavo Lopetegui   /    Pampa energía   /    Marcelo Mindlin   /    Cambiemos   /    Kirchnerismo   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO